Contacto

Maderas Eugenio García
Calle Mendivil 24
28038 Madrid

megasl@megasl.com

Teléfono: 

+34 915510262+34 915510262

 

Web colaboradora:

www.armariosmadrid.online

ACABADOS DE LA MADERA

 

 

 

 

El barniz es una  disolución de aceites o sustancias  resinosas en un  disolvente, que se  volatiliza o se seca al aire mediante evaporación de disolventes o la acción de un catalizador, dejando una capa o película sobre la superficie a la que se ha aplicado.

 Empezaré por clasificar los acabados según su durabilidad, en Acabados de interior o exterior, dentro de cada uno de estos dos anteriores tenemos acabados naturales ya sea a la cera al aceite o barnizados, para el exterior utilizaremos acabados de poro abierto, en estos acabados se engloban, los lasures y los aceites, son acabados que necesitan mantenimiento y cada cinco años es conveniente lijar  y dar una mano para reafirmar las superficies, los acabados barco de los barnices sintéticos tampoco son una mala opción, aunque al cerrar el poro de la madera si está en contacto con la humedad le afectará los hongos de la pudrición.

 

 Ahora hablaré de como teñir un tablero de madera con tinte al agua, (que es el paso previo al barnizado), un tinte que realza las vetas al contrario que al disolvente que al ser mas fuerte las apaga comiéndose el veteado natural de la madera, empezaremos por un lijado fino de la superficie, siempre en el sentido de la veta para no dejar marcas en el lijado que posteriormente saldrían al teñir, una vez que hemos conseguido una superficie uniforme y suave al tacto, utilizaremos un producto que se vende en droguerías industriales y lo que hace es quemar ligeramente la superficie para que el teñido no tenga aclarados en determinadas zonas, la madera al ser un producto natural tiene diferencia de densidades por lo que cojera el tinte de manera diferente y clareara en puntos si nos saltamos este paso, el producto no es otro que el dicromato, es de color naranja y hay que rebajarlo en agua hasta su disolución sin que llegue a saturar la mezcla, aplicaremos con paletina usando guantes para que no queme la piel, aunque es poco agresivo en principio ,al ser un producto químico conviene protegernos adecuadamente, unos guantes será suficiente, ya que puede atravesar la piel y fijarse en el riñón, se puede aplicar con brocha o esponja, una vez efectuado este paso posterior secado y ligero lamido de superficie con una lija fina ya podemos aplicar con garantías nuestro tinte, que al igual que el dicromato podemos comprarlo en cualquier droguería industrial , hay sobrecitos de anilinas que venden ya pesadas, si lo que queremos es igualar una pieza nueva con otra ya vieja, llevara casi seguro nogalina en su composición además de otras anilinas, conviene que no nos pasemos con el tinte para poder aumentar el tono, para ello iremos a pizcas de anilina removiendo hasta su completa disolución y probando nuestro tinte en una muestra echa sobre un retal de madera, prepararemos una buena cantidad de tinte siendo generosos ya que el disolvente es el agua, por su economía haremos cantidad suficiente ya que si tuviéramos que preparar mas mezcla no conseguiríamos el mismo tono a menos que seamos rigurosos a la hora de medir y pesar las cantidades de agua y anilinas, si lo que queremos es igualar una pieza la madera con la luz solar va ir tostándose más progresivamente por esto mismo es conveniente dejar el tono de la pieza nueva ligeramente más claro, una vez hecho esto ya podemos aplicar nuestro tapaporos , nueva lija muy suave entre manos, emplastecido de defectos y por fin aplicar la terminación.

 

 La preparación de superficies para el acabado es un paso a tener muy en cuenta, sin el no conseguiríamos un teñido uniforme, los diferentes granos de lija 80 ó 100  hasta llegar a un 120 es suficiente para preparar la superficie antes del teñido o acabado natural de la madera, una vez teñida y enfondada con tapaporos lijaremos la superficie con lija de grano 180 a 220, dejando la superficie preparada para aplicar la terminación.

 El teñido al agua o al disolvente de la madera, enfondado, lijado emplastecido y acabado, con un trabajo metódico es garantía de éxito en nuestro tratamiento de la madera.

Ahora conviene que hablemos de las diferentes químicas de los barnices y de la mezcla entre ellos, tenemos nitro celulósicos, sintéticos, poliuretanos de uno y dos componentes y acrílicos al agua, también existen el urea-formol acabado que vemos en los suelos de parquet, los sintéticos solo son combinables entre si ya que tardan mucho tiempo en secar del todo incluso años y si aplicamos un nitro o poliuretano encima removerá la superficie, solamente si sabemos que llevan años secos se puede barnizar con nitros o poliuretanos sobre ellos, tienen otra particularidad que al ser gomosos al intentar lijarlos la lija se embaza continuamente, una vez visto el sintético, los poliuretanos sin embargo al ser mas fuerte su disolvente ,sirven como base para aplicar nitros o al agua pero al revés no ya que removería la superficie, los barnices al agua una vez que catalizan son indisolubles en su disolvente que es el propio agua, aun siendo su disolvente en fresco, ocurre también que al secar varia mas la tonalidad que en los otros, consultar en internet y probar antes en un retal para no estropear una pieza, los acrílicos valen como acabado de un decape por qué no amarillean con el tiempo y nuestro acabado permanecerá como el primer día durante más tiempo, sobre todo si es blanco. Los poliuretanos de uno y dos componentes se utilizan en la industria del mueble por su rendimiento y buen acabado siendo un tipo de barniz mas industrial y por lo tanto más profesional, es el mismo acabado que vemos en los muebles comerciales, nos queda hablar de los nitros, se utilizan mas en el taller artesano aun secos se disuelven en su solvente por lo que las capas de tapaporos y acabados se unen entre sí, con estos barnices tenemos la base para poder trabajar el acabado de superficies de la madera. La experiencia que es la madre de la ciencia es la que nos hará progresar en nuestro aprendizaje.

 

 Importante es que tengamos en cuenta que cada química tiene su disolvente por lo que debemos utilizar cada barniz con su disolvente, como explique antes un disolvente de poliuretano vale para un nitro pero al revés no ya que este estropearía la mezcla al ser más flojo.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
IVA no icluido
© Maderas Eugenio Garcia SL